Brisa Scholz Sanchez

NUEVO EDIFICIO DEL TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL

La propuesta consiste en “construir sin destruir” conservando la vegetación existente en el predio, respetando y consolidando el vínculo logrado con la plaza, al mismo tiempo, dando continuidad al sistema de espacios verdes de la ciudad.

La estrategia consiste en generar un eslabón de sutil unión entre la arquitectura patrimonial y la propuesta nueva a partir de la naturaleza.

La composición de los árboles preservados condiciona el carácter del volumen nuevo, que los contiene. Este volumen reconoce y recibe los criterios compositivos de la casa patrimonial para componer una imagen visualmente integrada entre ambas.

La arquitectura, se torna en base a un esquema en U predeterminado. Un extremo de la U, se abre en planta y volumen hacia la casa patrimonial, con un plano girado que direcciona la atención y la tensión hacia ella, realzando su importancia en el conjunto.

Las fachadas son neutras y unitarias en todo el conjunto, pretenden transmitir a la sociedad una imagen sobria y contundente, aunque permeable y transparente apoyando desde el edificio la imagen y visión institucional.

Al interior, la arquitectura valora espacial y simbólicamente a la Sala Plena, singular pieza del programa, corazón del Tribunal Supremo Electoral y del proyecto. Se propicia un impacto, sensacional, que vincula fuertemente al visitante con la Institución. Con tres alturas de marco, se presenta una caja de luz traslucida colgada; es la Sala Plena.

Desde el nivel superior, “la caja” se revela con paramentos parcialmente acristalados que permite sesiones abiertas y transparentes, de cara al visitante que accede desde la rampa publica que encara a los arboles del patio central, que acoge la U en volumetría.

El edificio está diseñado con circulación universal, diferenciada en técnica, administrativa, publica y de servicios. Las rampas se desarrollan a los extremos de la planta libre y en ambas bandas (rampas) se circula acompañado de la presencia de la vegetación, sea con muros verdes o las copas de los árboles patrimoniales, que se preservan en el patio jardín.