Christian Davila

EDIFICIO ISABEL

Un edificio de ocho departamentos para miembros de tres generaciones de una familia con necesidades y capacidades económicas diversas.

Para lograr que el proyecto sea factible para todos se debían lograr los costos comunes más bajos posibles.

Se planteó una estructura muy simple, que permita resolver a partir de ella la ubicación de cada departamento con las mejores condiciones de asoleamiento e iluminación natural posibles.

En base a la forma (15 m de largo X 30 m de profundidad) y orientación del lote, se planteó como solución proyectual la definición de cuatro ejes lineales estructurantes que definen tres volúmenes funcionales:

  • El primero pareado al vecino sureste que contiene la circulación vertical y horizontal de acceso a los departamentos (3 m de ancho).
  • El segundo que contiene los espacios con menor superficie requerida (3,15 m de ancho).
  • El tercero que contiene las áreas con mejor asoleamiento e iluminación natural y mayor requerimiento de superficie (6,70 m de ancho).

La superficie requerida por cada propietario se determinó a partir de su capacidad financiera. Para lograr dicha superficie en cada unidad y definir los ejes divisorios entre departamentos se emplearon tres estrategias:

  • Desplazar ejes transversales independientes en cada nivel.
  • Conectar áreas verticalmente generando dúplex.
  • Desplazar bordes externos generando entrantes y salientes que además dieron forma a terrazas.

El resultado son departamentos y áreas comunes de bajo costo con gran calidad espacial.

El edificio se materializó con sistemas constructivos comunes en el medio, distribuyendo los limitados recursos en base a una jerarquización de elementos que permitió una buena relación costo – beneficio en cada elemento. Por ejemplo, se dejaron pisos terminados en concreto pero se hicieron grandes ventanas -en beneficio de la calidad espacial- con carpinterías y cristales con buenos niveles de aislación térmica.