Miguel Gonzales Roca

EDIFICIO HÍBRIDO PARA NUEVAS FORMAS DE HABITAR

Las formas de vivir y de habitar enfrentan fuertes transformaciones el día de hoy. La globalización, el acelerado desarrollo industrial y económico, han llevado a profundos cambios en nuestra sociedad. El arquitecto pensador de habitar, se interroga que es habitar en un mundo caracterizado por la fluidez de imágenes, la invasión de la información, la omnipresencia de flujos de capitales y la masificación de los individuos. El modelo de familia en el que basa las construcciones y diseños de vivienda, está disminuyendo y dando lugar a nuevas agrupaciones sociales.

En los últimos veinte años la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y los municipios colindantes han consolidado una metrópoli en el corazón del departamento de Santa Cruz, caracterizada por el dinamismo económico, el rápido desarrollo industrial y por tener una sociedad globalizada, cosmopolita y compleja.

El proyecto surge debido a la necesidad que existe dentro de la ciudad de crear áreas de esparcimiento, trabajo y residencia actos para los nuevos modos de habitar, para ello se decidió integrar todas estas necesidades en un edificio híbrido, debido a que es una infraestructura compleja que combina distintas tipologías y programas, conecta lo privado y lo público, es oportunista y es un generador de oportunidades.

El proyecto busca implementar actividades carentes en el sector, también busca desconcentrar actividades del centro, para una mayor vinculación con la metrópolis a través del nuevo anillo metropolitano (Octavo anillo) conectando asi a los municipios que conforman la metrópoli, generando una nueva centralidad en la zona norte. El edificio se encuentra ubicado sobre el octavo anillo y cercano a la avenida Cristo Redentor. Cuenta con más de sesenta mil metros cuadrados de construcción, donde incluye locales comerciales, patio de comidas, áreas de cultura, esparcimiento y entretenimiento, oficinas y más de quince tipologías de apartamentos.