Secretaria de parques, jardines y obras de equipamiento social

MANTENIMIENTO Y RESTAURACIÓN DE LA IGLESIA JESÚS NAZARENO

Durante la Colonia (SS. XVI – XIX), el primer cementerio indígena de la ciudad contaba con un oratorio o “ermita”, conocido como “De la Misericordia”, construido en 1781 por Pedro Andrés Caballos, que se derrumbó al poco tiempo, siendo nuevamente levantada, en el mismo sitio, por Don Nicolás Barba. Poco tiempo después, el Obispo Francisco de Alzadabar Lodaña mando construir un templo, ya de mayores dimensiones y para enterramiento de los nobles.

La actual iglesia o Capilla como la conocemos data del periodo colonial cuando el Obispo Francisco de Aldazabal y Lodeña mando construir un templo de grandes dimensiones comparado con los que había hasta aquel entonces, que fue bendecido el 11 de octubre de 1811. El templo fue construido para enterratorio de los nobles como antigua costumbre y funciono como tal hasta 1832 cuando construyeron un panteón adecuado y en ubicación retirada. Entre 1899 y 1905 se construyó la actual Iglesia de Jesús Nazareno. El diseño y construcción correspondió a Simone Marchetti, con la colaboración del franciscano Camilo de Agrazar llegando a ser  la primera obra eclesiástica de magnitud levantada (Arq. Víctor H. Limpias).  Actualmente la Iglesia esta regentada por la Orden Claretiana.

Para los criterios de intervención se realizaron diagnósticos para verificar los grados de deterioro en elementos estructurales como recuperación de información en los murales y altares. En tal sentido se toma en cuenta dichos criterios para la realización de demoliciones, liberación, conservación y restauración de sectores que ayuden a la recuperación de la imagen la Iglesia.

Los espacios tanto interiores como exteriores han sido intervenidos dentro del proceso de restauración siendo reversibles. El proyecto se encamina en la reconstrucción de los faltantes a partir de las evidencias originales, como color, el dorado en los altares, elementos artísticos y otros.